THE DEVIL DOGS – AMOR PERRUNO

The DEVIL DOGS fueron una banda, de Garage Punk y Rockandroll sin concesiones, con base en NYC.
El nombre tiene su origen en los Marines de los Estados Unidos, quienes fueron así apodados. Se dice que en 1918 en la primera guerra mundial, los Marines americanos lucharon en la batalla de Belleau Wood en Alemania. Lucharon con una fiereza tan bruta y animal que así fueron apodados desde entonces. De ahí el origen del nombre DEVIL DOGS, que les hace justicia, ya que pocas bandas muestran esa crudeza, fiereza y brutalidad en el escenario, sobre todo teniendo en cuenta que rondamos finales de los 80 y primeros años de la década de los 90.
La banda se formó en 1989 como consecuecia de la disolución de The Rat Bastards durante la grabación en estudio de un disco. De aquí salieron Andy Gortler y Steve Baise quienes reclutaron a Paul Corio como baterista y continuaron grabando aquel Lp ya con el nombre de The Devil Dogs. Mighty Joe Vincent se les uniría como batería en 1992 y la banda perduraría hasta finales de 1994.
Steve Baise colaboró con miembros de la banda Turbonegro a mediados de los 90 en otra banda de punk rock llamada The Vikings y no nos olvidamos, no. 
El bien conocido, en nuestro pais, Mike Mariconda por su gran labor como porductor musical, les rondaría moreno, durante toda su trayectoria como productor y guitarra rítmica.

Por Devil Dogs pasaron:
 (The Fab Andy G.) Andy Gortler, guitarra y voz. Mike Mariconda, guitarra rítmica y órgano. Steve Baise, bajo y voz. Mighty Joe Vincent Batería. Dave Ari, Batería.
El disco que nos sienta a escribir y que nos levanta a pegar saltos con los cuernos hacia arriba es “BEEF BONANZA” que fue grabado en su totalidad en los estudios Coyote de Brooklyn (NYC) por Albert Caiati y producido por Mike Mariconda para el sello Crypt Records.
En 1995 se re-editó una nueva versión de este gran disco, bajo el nombre de “Bigger Beef Bonanza” que abarcó un puñado de temas más, recolocándolos por años de grabación y distinta formación de la banda.
La cara A con la formación de Steve Baise, Mighty Joe Vincent y Andy G. y compuesta de 9 temas, que fueron grabados durante octubre de 1991 y por la cara B se mantienen Steve y Andy entrando en acción Dave Ari a la batería y Mike Mariconda como segunda guitarra y teclados. Otros nueve temas, que fueron grabados el año anterior (1990) durante los meses de febrero y marzo. La carpeta del disco fue ilustrada por Cliff Mott y ésta incluye una ilustración animada con un fondo que muestra los gustos de cualquier músico de rockandroll: bares, chicas, carne, comida y atracciones.
Debo destacar la interpretación de las versiones, ya que estando a comienzos de la década de los 90 en la que aún carecíamos de internet, la globalización era un sueño y había que enterarse de lo que pasaba, alrededor del mundo, por las noticias, la tv. y prensa. Por comics o fanzines nos entraba todo lo que tuviera que ver con el mundo underground y debías ser avispado, saber cómo moverte y conocer gente para enterarte de lo que iba cualquier movimiento, lo cual era cuasi una proeza. El que una banda de chavales que tocaban rockandroll, estuvieran tan al día en cuanto a sonidos y conocimientos sobre bandas, canciones que poder versionar o escenas en las que reflejarse… porque en cuanto a estilo, no cabe duda y hay que destacar que eran grandes innovadores. Aunque bebieran de fuentes como Ramones, ellos daban una vuelta de tuerca más a todo. Volumen 11 a la distorsión y a la velocidad, a la hora de interpretar su repertorio.
“Time Enough for Love” era original de los australianos The Fun Things, unos desconocidos para la gran mayoría. “I´m gonna Make you Mine” de Shadows Of Night y “Palisades Park” de Freddy Cannon que aunque parece más estructurada y bien tocada en manos de Ramones, ésta de la que hablamos aquí, no te deja indiferente de ninguna forma, sino todo lo contrario.

Escucha por tí mismo la crudeza, bravío y potencia de The Devil Dogs. Aquí te dejo el album completo:


Bigger Beef Bonanza – Crypt Records – 1995

 

DISCOGRAFÍA:


The Devil Dogs LP – Crypt Records – 1989
Beef Bonanza LP – Crypt Records – 1990
Live At the Revolver Club LP – Impossible Records – 1991
We Three Kings LP/CD – Crypt Records – 1992
Saturday Night Fever LP/CD – Crypt Records – 1993
No Requests Tonight LP/CD – Simpathy For The Record Industry – 1994
Stereodrive! CD – 1+2 Records – 1994
Bigger Beef Bonanza LP – Crypt Records – 1995

SINGLES Y EPS
Get On Your Knees – Simpathy for the Records industry -1990
Devil Dog Rd 7” – Dog Meat – 1990
Devil Dogs Live – Crypt Records – 1991
Munster Vol.11 – EP (Hard-ons, Dubrovniks, Dinosaur Jr…) Munster Records
 – 1991
F.T.W. – Simpathy For The Record Industry – 1992
Get In Line 7” SG – Mondo Stereo – 1992
Radio Beat 7” SG – Empty Records – 1993
SPLIT (NewBombTurks/DevilDogs) 7”SG – Helter Skelter Records – 1993
Choad Blast – Empty Records – 1994
L.B.M.F. – Headache Records – 1994
SPLIT (Mad Daddys/DevilDogs) 7” SG – Demolition Derby – 1994

Anuncios

THE NOT QUITE

The Not Quite
 son una asombrosa banda bastante desconocida, en la escena de la primera hornada de garage y psichedelia revival americano. Formados a principios de los años ochenta en Connecticut. Influenciados, hasta morir, por el garage norte-americano de los 60 y la psicodelia de la contracultura americana.
Llegaron a grabar dos lps y un single que editaron en los sellos Resonance, subsello de Sempaphore (Alemania) y el sello Voxx de Burbank en California.
Por The Not Quite pasaron: Joe Guidone voces, guitarras acústicas y electricas de seis y doce cuerdas; Rob Mackenzie voz principal, bajo y órgano farfisa; Morrie McCarthy guitarra principal de seis y doce cuerdas; Tom Donnelly batería, percusión y coros. Colleen Crane órgano y coros. También estuvo con ellos Michael Zapulla en teclados y coros.
The Not Quite
El primer Lp, homónimo, que grabaron, se apoya en sonidos más cavernícolas y primitivos, siendo mucho más fieles al sonido garage de cavernas, con guitarras cargadas de ecos y coros vocales eclesiásticos que tanto gustan y abundan en la escena cubierto hasta la médula de reminiscencias al garage americano 60s tejano de bandas teenagers. A pesar de ser un disco con mayúsculas, se nota un proceso de trabajo y mejoría inmenso en su segundo Lp ya para Voxx records de Burbank, California. Entre medias de estos dos discos también grabaron un single en el que versionaron Green Slime original de Richard Delvy para la película Sci-Fi con el mismo título, versionada y quizá muy conocida gracias a The Fuzztones, que en manos de The Not Quiet puede ser la versión más psicodélica y ruidosa que haya escuchado nunca y que a mí, en particular, me gusta mucho. Por la cara B lleva un alucinante y super interesante cover del Circles de The Who.


“

…Or The Beginning” es un disco muy trabajado en cuanto a su sonido y producción, de una forma mucho más elaborada comparado con la forma en que lo hicieron años antes en su primer disco. Se nota una incesante búsqueda de sonidos y evolución hacia una psicodelia más profunda y pasada de tuerca que en su primer trabajo, donde ya se intuía esa influencia.
El disco fue grabado en Nickel Studios de Hatford en su Connecticut natal y fue producido por ellos mismos. con ayuda de John Oz Prebit, Tom Eckel y John Bolduc. Apareció en 1990 editado por el sello Voxx Records.
Contiene nueve cortes y abre con “Behind Every Door” con una contundente linea de bajo con unas guitarras simplonas que dan paso a unas voces que recuerdan a The Byrds más psych en su melodía apoyada en coros de garage primitivo y órganos y guitarras que se funden con echoes… Una coctelera, que a priori puede parecer extraña, pero que augura y abre la puerta a lo que es un extraordinario Lp donde puedes encontrar influencias de Dukes Of Stratosphear, The Byrds, o incluso Husker Dü o Plimsouls. Le sigue “Malevolant Penguins” un corte que da más velocidad y contundencia con riffs de guitarras rápidos y letras de lo más extrañas y psicodélicas que se pueda imaginar para dar paso a una fantástica versión del “When I Was Young” de Eric Burdon en donde además de darle algo más de brio a la canción, la cargan de guitarras del revés llenas de reverb distorsionada y echoes cuasi imposibles que recuerdan a los Amboy Dukes de Ted Nuggent con su Jorney To The Center of the Mind. “Draft Morning” es un tema muy 80s 90s, sin lugar a dudas que se me antoja pensar, hicieron para colar por todas las emisoras de radio posibles, cargado de guitarras ácidas que lo devuelven a su repertorio. Una bonita balada. “Father Darklight” nos lleva a un ambiente de películas de terror con la introducción de un inmaculado órgano de iglesia fantasmagórico que da paso a un a una sucesión de sonidos cósmico-vampíricos en donde el órgano lleva la voz cantante y es abordado por guitarras inundadas de fuzz y una voz cavernosa. Para mí uno de los temas estrella del disco.
La cara B se abre con “Hypnosis” donde podemos encontrar parecidos a Dukes Of Stratosphear en cuanto a sonido y composición del tema que se alarga y estira durante diez minutos. El disco acaba con la canción que da título al album “Or The Beginning” donde las guitarras se explayan y desgañitan haciendo y deshaciendo extravagancias imposibles, arrastrando arpegios melódicos de órgano incesante durante toda su duración.
A partir de este disco, la continuación de la banda es una gran incógnita, pero en su haber dejaron estos dos fantásticos Lps y el fabuloso single que no tienen desperdicio alguno.
 Morrie McCarthy montó su propia tienda de discos años más tarde “Rhymes Records” en New Haven, Connecticut. Si pasáis por allí, quizá podáis pasar a saludar.

Aquí os dejamos su primer album completo:



The Not Quite – The Not Quite (Album completo)

 

Aquí podéis escuchar el desgranado “…Or The Beggining”
The Not Quite – …Or The Beginning (Album completo)

 

DISCOGRAFÍA:

The Not Quite – The Not Quiet – 12” Lp – Resonance Records- 1985
The Not Quite – Green Slime / Circles – 7” SG – Resonance Records – 1986
The Not Quite – … Or The Beginning – 12” Lp – Voxx Records – 1990

The Trouble Makers




The Trouble Makers se formaron en 1993 en Sacramento, California. (Existen otras bandas con éste nombre, como los franceses o los suecos, con ex-miembros de Perverts, que se dedican al punk rock y hardcore y poco tienen que ver con los que aquí abordamos).
Comenzaron a tocar sin ánimos de hacer un estilo concreto que les llevase al “Rock and Roll Hall of Fame”, pero con la seguridad de que querían disfrutar y pasarlo bien tocando canciones de bandas a las que admiraban.
The Trouble Makers están formados por: Tim Foster voz, Stan Tindall bajo, Rod guitarra y Brian Machado batería. En su haber cuentan con varios singles, un lp de estudio y otro en directo con sus primeras grabaciones, unas cuantas apariciones en recopilatorios… y, por supuesto, sus cuatro chalecos de piel de cebra.
Han girado varias veces por Europa y los USA y están influenciados por bandas como Sonics, The Mummys, The Primates, The Milkshakes… a quien, ellos mismos, aseguran que destripan y destrozan.

the_trouble_makers
“The Great Lost Trouble Makers Album” contiene catorce cortes de garage punk sin concesiones. Rapidez, fuerza, fuzz, suciedad, gritos y salvajismo Lo-Fi a raudales. Fue grabado y mezclado por Chris Woodhouse y producido por Al Sobrante. 
Editado en 1998 por el sello Sreaming Apple Records de Alemania y años más tarde sería reeditado en CD en 2002, por el sello Slovenly Records (de todas partes, pero original de Reno, Nevada) y en vinilo, de nuevo, en 2013.
El disco es una barbaridad sónica de garage punk del más bruto, aberrante y ruidoso, acompañado de melodías pegadizas y simplonas que se dejan entrever entre los riffs de guitarras, desbordantes de un fuzz desgarrador y desorbitado hasta la médula. Se mueven entre sonidos y dejes a bandas como los Oblivians y Gories a veces, The Perverts (los de Rotterdam) o The Flakes, reminiscencias Rhythm´n´bueseras de la escuela Bo Didley a destacar las armónicas perfecta estratégicamente colocadas entre los cortes del disco.

The Great Lost Album
El disco comienza con “You Better make a Door”, un himno salvaje para cualquier fiesta en la que el despiporre se apodere de los asistentes, a base de molinos desmelenados y continúa de esta manera durante todo su recorrido augurando demoledores directos de la banda, para todo el que acuda a sus recitales. Destacar el cover de “Let´s Go in 69” de The Customs Five, que reflejan de una forma extremadamente sencilla y como uno de los temas más relajados del disco. “I´ll Come Again”, es para mi uno de los temas estrellas del disco. Me recuerda mucho a nuestros Hollywood Sinners o incluso a Thee Fine Lines de Missouri, con esos coros incesantes durante todo el corte, que no llega a dos minutos. Sería un buenísimo cover para cualquiera de ellos. “You Can´t Blame That on Me” temarrazo sixtie muy a lo Swingin´Neckbreakers por esas melodías tan Kinkianas similares a las lineas de “I Took My Baby Home”.
En directo tocando “MISSY”

Aquí puedes escuchar el disco completo:

 

DISCOGRAFÍA:


– The Trouble Makers/The Tiki Men – Trailin’ Volume One – 7” SG – Knobbler Records – 1995
– Cursed Again – 7” EP – Swingline Records – 1995
– The Great Lost Trouble Makers Album
– 12” LP – Screaming Apple Records – 1998
– I´m Not Thet Kinda Girl – 7” EP – Larsen Records – 2000
– Live! At Old Ironsides – 12” LP
– I´m Not Thet Kinda Girl – 7” EP – Larsen Records – 2000
– Rockin´ Bones – 2004

Recopilatorios:


– Various – 7” EP – Bad Luck – Larsen Records – 1999
– Various Comp. CD – Ox Fanizine 2003
– Various Comp. CD – Hodge Podge & Barrage From Japan Vol. 5 – 1+2 Records – 2004
– Various Comp. CD – Banzai! Compilation № 5 – Banzai Recs.

GET LOST – NEVER COME BACK

GET LOST llegaron desde Suiza para darnos un maravilloso Lp y cubrir ese hueco tan enorme que habían dejado nuestros amados The Miracle Workers. Aunque fue un oasis en medio del desierto, una visión que, al menos, eso sí, nos dejó un plástico nuevo con 11 cortes llenos de energía y fuzz a raudales.
GET LOST estaba compuesto por: 
ROBERT BUTLER Guitarra , GERRY MOHR Voz y Guitarra, KAT AELLEN Bajo, CHRIS ROSALES Batería. 
Hemos de añadir que Gerry Mohr y Robert Butler eran personajes muy conocidos en la escena de las melenas, los berridos y las guitarras fuzz. Ellos formaban parte, voz y guitarra respectivamente en The Miracle Workers de Portland, que según sus propias palabras, no volverían a unirse ni por todo el dinero del mundo. 
Robert Butler también formó parte de otras bandas a las que mostramos respeto y nos entusiasman en Fuzz & Screams como son The Untold Fables.
El disco se titula “NEVER COME BACK” (¿sería este título quizá una alusión a su promesa de no volver jamás con los anteriormente mencionados Miracle Workers?)
Éste fue grabado en los estudios TOE RAG de Londres y producido por Liam Watson para Voodoo Rhythm Records y vio la luz en 2002. Desde entonces nunca más se supo. Al menos nosotros desde aquí nos quedamos sin saber nada más de ellos.

Get
“NEVER COME BACK” se abre con un riff de guitarra garagera, hasta decir basta y unos ritmos cavernosos de batería y escalas de bajo que dan paso a la voz de Gerry en “One Way Street” Se les une un estupendo acompañamiento de guitarra fuzz en los estribillos que juega doblando las subidas y bajadas de escalas de bajo del estilo al que nos tienen acostumbrados The Cynics en sus temas más rhytmandblueseros. “Boogie Hut” es una burrada, lenta y pesada con voces forzadas berreando, que arranca Gerry de su particular y gutural sonido sin dejar de recordar, durante todo el disco, a Miracle Workers, algo inevitable, obviamente.
 “Love is a Garden” es una bonita balada que comienza con unos dulces y armoniosos arpegios de guitarra interpretada magistralmente a la que siguen unos coros preciosistas que te introducen en los estribillos de la canción. “One Way Ticket” se acerca a los sonidos más cavernososos con ecos y sobredosis de fuzz que se arropan con los gritos y gruñidos de su vocalista y son llevados a un nivel superior gracias a la implacable base rítmica. El tema nos acerca a unos Chesterfield Kings en sus temas más salvajes. Acaban la primera cara con “Secondhand” es sin duda, el tema más bailón, purista y sixties-mod del disco, que contiene unos dibujos de riffs de guitarra inspirados quizá en temas de The Nazz y Todd Rundgren. 
Arrancan la cara B con un salvaje cover del “Leaving Here” de los The Birds de Ronn Wood antes de ser un Rolling Stone. Le sigue “Spooky”, otro disparo lleno de guitarras fuzz y lineas de bajo. Pegadizo y simplón pero cumpliendo su cometido sin lugar a dudas. “Do The Get Lost” es otro pildorazo bailón y muy rockandrollero digno de cualquier fiesta, para llenar la pista de baile y que, sin dudarlo, te hace seguir los ritmos y acompañarlos con palmas como un poseso. “You´re The One” garage machacón sin ningún tipo de miramiento, directo a la encía para dejarte k.o. “MDMAtion”  es una bonita melodía con coros pegadizos y rasgueos de guitarra unidos a coros que rozan el doo wop” pero que, con las guitarras cargadas de fuzz, hacen del tema algo único en su especie. Acaban el disco con “Elevator” el tema más psicodélico de todo el disco.

Aquí puedes ecuchar el álbum completo:


DISCOGRAFÍA:

The Get Lost – Never Come Back LP – Voodoo Rhythm Records – 2002

THE PSYCHO DAISIES – Sonicly Speaking

El nombre de Psycho Daisies, como muchos sabrán ya, viene de un tema de The Yardbirds de su etapa más psicodélica, cuando entre sus filas militaban Jeff Beck, Jimmy Page y Eric Clapton al mismo tiempo, y fue la cara b del 7” que pondría el afamado “Happening Ten years Time Ago” en la A. Un Rhythm´n´Blues acelerado lleno de maravillas hechas a base de fundir a tres genios de la guitarra.
Psycho Daisies se definían como una banda de Neo-Psychedelia americana. Dentro de lo que encontramos en sus canciones, funden el power pop, el garage rock, punk, psycodelia y hasta sonidos indies, donde alguna vez puede parecer que estés escuchando a Primal Scream.
Estaban formados por: Johnn Salton, voz y guitarra; Marco Pettit, voz y bajo; John “Sticks” Galway, batería y Roger Deering, voz.
“Sonicly Speaking” fue su segundo Lp/Cd que editaron bajo el sello Austro-Aleman Resonance Records y contiene, como su primero, un total de ocho canciones.

Psycho Daisies
El disco fue grabado en los Estudios L-7 de Deerfield Beach, Florida y fue mezclado y producido por el propio John Salton y Bob Wlos.
Es un viaje a través de la psicodelia traída a nuestros días. Un disco que aunque grabado y editado a finales de los 90, bien hubiera podido editarse hace pocos años debido a la amalgama de sonidos que entrelaza partiendo de la base psicodélica que encierran sus canciones. 
Comienza el disco con Rubber Legs, un tema hard-rock bastante acertado para abrir “Sonicly Speaking” y ponerte en situación de lo que hicieron en este álbum. Guitarras que someten a una batería bastante pobre en calidad, teniendo en cuenta el nivel de las lineas de bajo y el hacer de las guitarras. Muy buena producción y sonido conseguido que llevará todo el disco de principio a fin. Garage Rock contundente con guitarras deformadas al más puro estilo yardbirds, grabadas del revés y con efectos que se repetirán a lo largo del disco. En la siguiente, Spider Baby hacen que cabalgues sobre un abanico de estridentes guitarras que suben y bajan sin darte cuenta, como si en vez de rasgar las cuerdas con la pua lo hicieran con un arco de violin, que podrían haberlo visto hacer a grupos como The Creation. Continuan con Dead Wood en la que de repente no sabes si estás escuchando a The Stooges, The Cult o quizá una mezcla de ambos, suavizando a los primeros con la técnica de los segundos. Unas voces perfectamente colocadas que hacen saborear el tema por completo. Acaban la cara A con una versión increible del What Ya Gonna do About it de los mismísimos Small Faces, y es que no muchos se atreverían a versionar de esta manera a los de Steve Marriott. Muchos puristas, seguramente aborrecerán la versión, pero yo estoy seguro de que el propio S. Marriott hubiera estado encantado con ella. Una barbaridad de guitarras y un desdoble del tema que alargaron con esos interminables punteos, que rozan el heavy metal de mediados de los 80, hacen del tema una gema digna a tener en cuenta que unos adorarán y otros aborrecerán.
El disco continúa por esos derroteros por su cara B. Durante todo su recorrido y escucha, podrías encontrar referencias a grupos como Miracle Workers de los últimos años, Stooges, The Cult, XTC o sus predecesores Dukes Of Stratosphear… 
En su anterior disco “Pushing Up Daisies” también puedes entrever como han estudiado a autores como Bob Dylan o Rolling Stones, en canciones que servirán, más adelante, para influenciar a grandes como Evan Dando y sus Lemmonheads.
Un disco muy a tener en cuenta, que merece la pena.
Aquí os dejamos el cover en directo, dentro de su local de ensayo, del WHAT YA GONNA DO ABOUT IT? de Small Faces, en versión más corta y con la exclusión de muchos de esos punteos tan “Heavys” que aparecen en la versión de estudio.
WHAT YA GONNA DO ABOUT IT?

Aquí el tema que abre el disco
RUBBER LEGS (Sonicly Speaking)


DISCOGRAFÍA:


– Pushin´ Up Daisies Lp 12” – Sublapse – 1985
– 
Sonicly Speaking Lp 12” – Resonance – 1988
– 30 Milligrams Of Your Love Lp 12” – Resonance – 1990
– It´s Not Fun To Be Paranoid Cd – 2001
– Snowflakes Fallin´ On The International Dateline Cd – 2003
– Return From Blood Island Cd – 2008

 

THE TRYFLES

The Tryfles, junto con The Bohemian Bedrocks y The Fuzztones, fueron los principales ejemplos, de grupos o bandas de la contracultura de aquella época, establecidos en Nueva York de un fenómeno que llegó a conocerse como el “Paisley Underground” (Ameba Clandestina).
Estaban compuestos por: Peter Stuart, voz, bajo y guitarra; Leysla Karpilov, coros guitarra mandolina, piano; John Fay coros, guitarras 6 y 12 cuerdas, armónica y Celia Farber, batería y percusión.
A principios de los 80, un sin fín de adolescentes, rebeldes y aburridos con la oferta musical que había, decidieron inspirarse en un montón de bandas añejas de los años 60 como The Standells, The Seeds, The 13 floor elevators, The Electric Prunes, The Chocolate Watch Band, The Shadows Of Knight o The Count Five entre otras muchas. Resultó que había un público para esto, una división casi pareja entre adolescentes y jóvenes de entre 15 y 20 y tantos años, ansiosos por vivir y experimentar un atisbo de la primera rebelión juvenil, como se reflejó en películas como “Wild In The Streets” o “Riot on Sunset Strip” y que iban en busca de un sentimiento de libertad del estilo a la que se consiguió en los años 60 y que en la década de 1980 era cada vez más estéril y deprimente. Muchos locales, garitos y clubs de la ciudad comenzaron a confiar en este tipo de bandas. The Tryfles eran un cuarteto de músicos y coleccionistas de discos, una especie de “freakies” a lo Canned Heat del revival psicodélico y punk, excepto que éstos eran más divertidos y flacos. Su repertorio era una mezcla de covers de The Shadows Of Knight, los primeros Stones o los Monkees… intercalados con originales. The Tryfles sonaban como una bomba de punk psicodélico además de ser muy creativos musicalmente (Stuart y Karpilov eran eruditos en la materia mucho más allá del punk y la psicodelia). Desafortunadamente, su álbum carecía de la emoción de sus actuaciones en vivo y el grupo se atascó a finales de los 80 cuando los miembros de la banda se interesaron en otro tipo de sonidos y marcharon en diferentes direcciones.
Peter Stuart todavía sigue en la música, después de haber fundado The Headless Horsemen, de los que ya hablamos y siguen en activo, llegó a tocar la guitarra con The Chocolate Watch Band. John Fay luego se unió a The Freaks y se metió de lleno en el Speed Metal, Ellen O’Neil se convirtió en un miembro de la banda de chicas Maneaters, y Leysla Karpilov dejó definitivamente el negocio de la música.

The Tryfles

El disco se abre con Bitter Heart; un rhythm and blues de muy alta calidad en el que se leen arpegios melódicos de guitarra. Un himno que mejoraron y dieron una vuelta de tuerca al acelerarlo sobremanera con The Headless Horsemen, donde también estará a posteriori Peter Stuart.
 Your Lies recuerda a unos Electric Prunes engrasados a la perfección con unas guitarras en una honda muy psych y sonidos que más tarde adoptarían The Chesterfield Kings y bandas posteriores. 
In the End continua por unos derroteros similares al anterior corte, con reminiscencias psych y guitarras de doce cuerdas. 
Yourself To Blame está impregnada de coros y echoes en las voces que hacen meterte en situación para lo que la letra de la canción narra.
 It´s All Wrong está repleta de gritos desgarradores que se entrelazan con melodías, coros intensos y profundos a la par que suenan guitarras abiertas. Garage revival 80s crudo.
 See No More cierra la primera cara con un blues atemporal que fácilmente podría haber sido firmada e incluida en un disco de Cream.
 Empieza la cara B con What a Way To Die que podría interpretarse como un tema comercial muy al estilo de The Monkees, bastante beat y con unas voces suavizadas. When I See That Guy levanta el vuelo del disco de nuevo, al acelerar las guitarras y elevar las voces.
 Le sigue Heads I Win otro corte rhythmnbluesero que mira más hacia el blues con tempos rápidos y voces teenagers que recuerdan a veces a  The Remains dirigida por linea de bajo muy contundente.
 No es el corte más siniestro del disco con un comienzo muy tenebroso, repleto de guitarras que marcan los tiempos con riffs (de repeticiones “totillo, totete”) desde las sombras y acordes abiertos que parecen hechos con un clavicordio renacentista, dando rienda suelta al saber hacer de Leysla Karpirov con la mandolina. Lust es un rythm n blues de corte muy 60s con armónicas y una base rítmica que marca la calidad que desenvuelve gran parte del sonido del disco entero. Éste está grabado en directo y se prevée desde el primer intervalo entre canciones, ya que van anunciando uno a uno los comienzos de cada tema mientras se oyen voces durante casi toda la grabación. (Como si anduviesen dentro del local de ensayo o la pecera del estudio).

Aquí la banda tocando en directo el tema I Never Loved Her, original de los StarFires que también hicieron en castellano los valencianos Wau y Los Arrghs:

Aquí puedes escuchar el disco entero:

DISCOGRAFÍA:

The Tryfles – Sg 7” – (Had Enough of) Your Lies – Midnight Records – 1985
The Tryfles Lp 12” – The Tryfles – Midnight Records – 1986

 

THE MOVIEES – Become One Of Them

A finales de los años 90 el sonido de garage rock desvariaba en un sinfín de subgéneros. Los míticos The Chesterfield Kings eran los que se mantenían más fieles al sonido del que habían bebido todas estas bandas que hacían gala del 60s fuzz. Ellos encabezaban, con gran éxito en su última etapa de vida como banda, esta etiqueta que les llevó a grabar dos de los mejores discos de toda su carrera en pocos años: The Mindbending Sounds of…  en 2003 y Psychedelic Sunrise en 2007.
The Moviees, con quienes compartieron incluso miembros y localidad (Rochester), eran fieles a este estilo que abanderaban The Chesterfield Kings en sus últimos años. Estaban formados por Hank Borchers, voz y guitarra, Paul Morabito, voz, guitarra 6 y 12 cuerdas, órgano, James Hanson, bajo, voces, y Ryan Kemp, batería y voces.

The Moviees


“Become One Of Them” de The Moviees contiene doce cortes que te llevan en un viaje de mezclas y amalgamas sonoras unificadas con claras reminiscencias de sabor y olor a 60s recalcitrantes. Sus surcos abarcan sonidos mod británicos, de la costa oeste folky-psych y el garage rock americano. Podríamos considerarlo como una mutación de todos estos estilos y escuchar esos guiños al brit pop más mod con toques del manchester 90s incluídos en temas como “Become One Of Them”, que da título al álbum y que podría acercarlos a “Alright” de Cast, o “How High Can You Get” en que llegan, como la canción indica, a lo más alto y se completan con esos acoples brutales y excepcionales emulando a los mismísimos Creation o The Who. Le sigue “Never Want To Be Like You” y “Sunny Day”. Estos últimos y los demás temas firmados por Morabito hacen recordar a unos Chesterfield Kings (donde también militó) super engrasados que fácilmente podrían haber puesto su firma en ellos y auguran increibles clásicos para nuevas generaciones. Con “Action Man” macarrean al máximo mezclando su propio estilo con el de bandas como The Hives, Lords Of Altamont o incluso Jack White, a quien recuerdan en esos pegadizos riffs. Incluyen entre el set-list reverencias en “So Much” a Little Phil And The Nightshadows que son recordados con esas guitarras tan folkys de 12 cuerdas y que ya fueron popularizadas por The Byrds. Algo parecido hacen en “Queen Of Shadows”, que habla de un asesino de naturaleza extraña; empieza con bonitos coros y a base de fuzz y toques de órgano secos de corcheas, crece rítmicamente para terminar la cara A, dejándola bien arriba. Continúan así con “Destination Lonely”, que abre segunda cara, y una espasmódica ”Too Late for You” llena de ritmos encontrados, acelerones y parones. Con “Years Ahead of Her Time” dan buena cuenta del fuzz y acercamientos a la psicodelia de los últimos 60s en las armonías vocales. “Just Live for Today” es la canción más “beatle” que podemos encontrar: roza el garage beat que destilaban los neoyorkinos Headles Horsemen. El disco acaba con “Trippin´On”, un acercamiento al brit pop y mod con reminiscencias a los Who y Kinks.
“Become One Of Them” fue grabado en el año 2000 en los Living Eye Studios y editado por el mismo sello bajo los derechos de Sundazed Music.
La producción del disco corre a cargo de los mismísimos Andy Babiuk y Greg Prevost, testa de los de Rochester, junto a la masterización del mismo por Bob Irwin, ya en los Estudios Sundazed de Coxsackie (N.Y.)
Fueron una banda muy afín a todos aquellos sonidos 60s como demostraban en todas sus actuaciones y sus set-lists repletos de covers de The Creation, Pink Floyd, We The People…
Es complicado encontrar audios completos que no sean extractos o samples del disco, pero sí que puedes encontrar videos de ellos actuando en directo por youtube.
Si te gustaban The Chesterfield Kings, te aconsejo que busques encarecidamente este pedazo de disco, porque es una bomba increíble repleta de cancionazas y, además, ¡no es caro!
Os dejo aquí un directo del tema que abre el disco.
How High Can You Get (Live)


DISCOGRAFÍA:
Come On – SG 7” – Living Eye Records – 1998
Become One Of Them – Lp/Cd 12” – Living Eye Records/Sundazed Music – 2000